Emilio “N” seguirá su proceso en la comodidad de su casa; así va el montaje…

El exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio N seguirá sus juicios –Agronitrogenados y Odebrecht– fuera de prisión, al ser dado de alta de un hospital privado podrá hacer su vida normal, portando un brazalete electrónico.

Lo anterior con la prohibición de salir del país y de la Ciudad de México, así como del área conurbada.

En el caso Odebrecht el juez de control Juan Carlos Ramirez Benítez lo vinculó a proceso por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa, cohecho y decretó su libertad condicional.

El exfuncionario esperará los plazos fijados por los jueces para poder acogerse al criterio de oportunidad para colaborar con la FGR.

El juez Ramírez concedió a la Fiscalía General de la República (FGR) el plazo de seis meses para la investigación complementaria, que fenece el 31 de enero de 2021.

Por Agronitrogenados, el juzgador José Artemio Zúñiga Mendoza, dictó también un término de seis meses para que la FGR presente datos de prueba.

Por tanto, ambos juicios serán retomados a cuatro meses de las elecciones intermedias -6 de junio del 2021- para renovar la Cámara de Diputados y puestos de elección popular en las 32 entidades del país.

En las dos audiencias, los agentes del Ministerio Público Federal hicieron mención que Lozoya participó en la campaña electoral de Enrique Peña Nieto en 2012.

En la audiencia por Odebrecht los representantes de la Fiscalía externaron que hubo dos pagos -el primero- por cuatro millones de dólares durante la campaña de Enrique Peña Nieto en 2012 y otros seis millones de dólares cuando Emilio N fue director de Pemex -un aproximado de 10.5 millones-.

“Se le imputa el delito de cohecho cuando siendo director de Pemex se reunió con los representantes de Odebrecht y le solicitaron su apoyo para resultar beneficiario de contratos de obras públicas y le prometieron seis millones de dólares para diversas obras como la refinería de Tula faltando al principio de objetividad”.

Los representantes de la Fiscalía destacaron que el exservidor público le refirió a Luis Alberto – Meneses Welly representante de Odebrecht en México- que en caso de ganar -las elecciones- tendría cargo que le permitiría proporcionar contratos de obra pública y así fue en Hidalgo, Veracruz y Tamaulipas.

Indicaron que 39 millones de dólares fue el beneficio que se obtuvo en México por la adjudicación de obras.

Los agentes comentaron que el delegado en ese entonces de la PGR en Washington recibió la información sobre testigos protegidos en Brasil que informaron del pago de sobornos en diversos países, entre ellos México.

En su intervención el exfuncionario quien lleva 13 días internado el Hospital Ángeles del Pedregal reiteró que no es culpable ni responsable de los hechos que se le acusan, de acuerdo a lo difundido en un chat del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

También adelantó que denunciará y señalaré a las personas responsables de estos hechos y “los posibles beneficiarios de los mismos”.

------------
loading...

(Visited 10 times, 1 visits today)