Hasta las mafias rumanas operan en México; saquean tarjetas bancarias

Una organización delictiva dedicada a la clonación de tarjetas bancarias obtuvo ilícitamente 76.7 millones de pesos mediante 5 mil 673 retiros de cajeros de BBVA Bancomer en México.

El saqueo estaría relacionado con la banda de origen rumano que presuntamente lidera Florian Tudor, que también estaría detrás de otro quebranto de 150 millones de pesos contra el mismo banco.

La denuncia penal que interpuso el apoderado bancario ante la Fiscalía General de Justicia de Quintana Roo señala que el quebranto de 76.7 millones de pesos ocurrió en 2017.

El 16 de marzo de ese año, el banco recibió un reporte por la falta de efectivo en distintos cajeros de la Ciudad de México, Cancún y Mérida.

Tras investigar, detectó las más de 5 mil disposiciones de efectivo fuera de los parámetros normales, con 12 tarjetas apócrifas con el mismo “BIN”.

El BIN está compuesto por los primeros cuatro dígitos de la tarjeta de crédito, los cuales identifican al banco que emitió la misma.

“Se retiraba numerario hasta por 14 mil pesos”, dice la denuncia.

Conforme el esquema descrito, aunque el supuesto emisor Banco Do Brasil denegaba las operaciones, lo cual confirmaba VISA, el switch local E-Global notificaba que las operaciones habían sido aprobadas por BBVA Bancomer.

E-Global es una empresa intermediaria entre el banco y VISA o Mastercard para autorizar o denegar operaciones con tarjetas de otros bancos en comercios o cajeros automáticos.

“Las personas utilizaban plásticos en los que el banco de origen era Banco Do Brasil, ingresaban un NIP erróneo, operaciones que reportaba E-Global a VISA para que ésta diera aviso a su vez a Banco Do Brasil de que una tarjeta con BIN perteneciente a dicha institución estaba solicitando la disposición en efectivo”, detalla.

Una vez que tenía conocimiento de la solicitud de disposición en efectivo, Banco Do Brasil denegaba las operaciones por el NIP incorrecto e informaba a VISA, que a su vez trasladaba a E-Global.

Sin embargo, E-Global cambiaba el sentido de la respuesta, señalando a BBVA que el banco emisor había aprobado las operaciones, por lo que banco mexicano realizaba la disposición del efectivo.

Las tarjetas resultaron ser apócrifas, al grado de que se usaron para retirar dinero efectivo simultáneamente en distintos lugares.

REFORMA publicó en mayo que, según documentos, el rumano Florian Tudor y su presunta red criminal controla cajeros automáticos en destinos como Cancún, y opera en Europa, Asia, Estados Unidos y México.

Reforma/ Redacción

------------
loading...

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook