Muere niña migrante por intenso calor entre Sonora y Arizona

Con temperaturas que superan los 40 grados Celsius a la sombra, una niña de apenas siete años de edad murió a consecuencia del calor extremo al perderse en el desierto entre Sonora y Arizona, cuando migraba en búsqueda del “sueño americano”.

La Oficina de Aduana y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) del sector de Tucson, acusó a los grupos de la delincuencia organizada que se dedican al tráfico de indocumentados por poner en riesgo la vida de los menores migrantes y sus familias para conseguir un beneficio económico.

La víctima de siete años era ciudadana de La India, país ubicado en Asia del sur; según el informe recabado por agentes de migración del Sector de Tucson, dos mujeres de origen hindú les confesaron cómo habían cruzado la línea Internacional con la guía de “polleros”, junto a otra mujer y dos menores, pero el grupo se había separado cuando los traficantes los obligaron a cruzar a través de una zona de alto riesgo a través del desierto.

“Nuestra simpatía están con esta niña y su familia; esta es una muerte sin sentido impulsada por cárteles que se benefician al poner vidas en riesgo”, declaró Roy Villareal, jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson.

Luego que los agentes del CBP rescataron a las dos mujeres, activaron la búsqueda de la niña hindú al norte de la línea Internacional, en un terreno remoto ubicado a unas siete millas al oeste de Quitobarito Springs; participaron aeronaves y helicópteros de la Guardia Nacional, unidades de operaciones aéreas de la Patrulla Fronteriza, oficiales de la Unidad de Rescate y Trauma del CBP en el Sector de Ajo.

Pero los restos de la víctima fueron encontrados la mañana del miércoles a 17 millas al oeste de Lukeville, Arizona, aproximadamente una milla al norte de la Carretera Federal México 2 que corre a unos 100 metros en paralelo a la frontera, por agentes del Departamento del Sheriff del Condado de Pima; además encontraron huellas que los otros dos miembros del grupo un adulto y un niño habían regresado hacia territorio mexicano.

Según el Servicio Meteorológico Nacional la temperatura en esa región, en los últimos días, ha superado los 42 grados centígrados, con este calor en minutos puede sobrevenir una deshidratación o golpe de calor.

Apenas la tarde del martes, los agentes de la Patrulla Fronteriza habían rescatado a tres familias de hondureños conformadas por hombres, mujeres y niños que se habían perdido en el desierto entre Sonora y Arizona a una temperatura de 44 grados centígrados.

------------
loading...

(Visited 15 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook