Detienen en frontera sur de EE.UU. a grupo de 168 migrantes

Agentes de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. detuvieron en la localidad de Hidalgo, en el estado de Texas, a un grupo de 168 migrantes procedentes de Centroamérica, Cuba y Venezuela, informó este lunes la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Las autoridades no detallaron el número de migrantes de cada nacionalidad, pero sí indicaron que se entregaron este domingo a agentes de la CBP y que había menores no acompañados y familias.

Aunque el flujo de migrantes centroamericanos a través de la frontera terrestre es constante y el de cubanos frecuente, no es habitual que las autoridades informen de la detención de venezolanos.

El comunicado indicó que el sector del Valle del Río Grande, en el sur de Texas, sigue experimentando una afluencia de migrantes que cruzan la frontera hacia esta área.

“El número de detenciones en el sector del Valle del Río Grande este año fiscal (octubre 2018-septiembre 2019) ha superado las cifras de detenciones durante la crisis humanitaria experimentada en 2014“, con los menores no acompañados, añadió la información sin precisar cifras.

La CBP indicó que la mayoría de los detenidos son personas que se entregan a los primeros agentes de la Patrulla Fronteriza que encuentran.

El pasado 5 de junio, la CBP informó que las detenciones de migrantes en la frontera de Estados Unidos con México subieron a 132 mil 887 en mayo, por encima de los 92 mil 840 casos de marzo y los 99 mil 304 de abril.

De total registrado en mayo pasado, 11 mil 507 eran menores no acompañados, mientras 84 mil 542 eran miembros de familias y 36 mil 838, adultos solos.

Según la información difundida este lunes, el 90 por ciento de los detenidos proceden de países diferentes de México.

La situación de los migrantes, especialmente de los menores de edad, en los centros de detención del sur de EE.UU. se ha convertido en motivo de preocupación para líderes políticos, congresistas y activistas que cuestionan la estrategia migratoria de la Administración del presidente, Donald Trump.

Este lunes, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, denunció las condiciones degradantes en que se encuentran los migrantes detenidos en Estados Unidos tras cruzar la frontera, incluidos niños, y pidió que se busquen para ellos alternativas que no los priven de su libertad.

“Como médica, pero también como madre y presidenta, me consterna que haya niños que deben dormir en el suelo y en instalaciones que están repletas, sin acceso adecuado a atención médica ni alimentos, y en pésimas condiciones de saneamiento“, dijo Bachelet mediante una declaración emitida por su organismo en Ginebra.

------------
loading...

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook