¿Sabías que tú puedes sufrir un accidente cerebrovascular? ¿Te interesa el tema? Lee esto…

La noche del viernes, se dio a conocer que el analista y colaborador del noticiero del periodista Ciro Gómez Leyva, David Páramo, sufrió un accidente cerebrovascular, lo que lo mantiene en el área de terapia intensiva del Hospital ABC, de Santa Fe.

La noticia fue dada por el mismo Gómez Leyva durante su noticiero, quien dijo que por respeto al periodista no darían muchos datos al respecto, pero ahondó en que David Páramo llevaba varias horas en cirugía.

De mi parte, mi amistad, mi gratitud profesional y personal. Por tu generosidad de 24 horas siete días todas las horas, toda la vida. Mi admiración al padre del análisis superior y mi cariño queridísimo David, aquí nos vemos pronto, ánimo”, expresó Ciro en su programa.

¿Qué es un accidente cerebrovascular?

El problema que llevó a David Páramo a terapia intensiva, un accidente cerebrovascular, sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se denomina “ataque cerebral”. Si el flujo sanguíneo se detiene por más de unos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente.

El día de ayer se reportó que el analista David Páramo había sufrido un accidente cerebrovascular. (Foto: Twitter)
El día de ayer se reportó que el analista David Páramo había sufrido un accidente cerebrovascular. (Foto: Twitter)

Un accidente cerebrovascular se presenta cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe, causando un sangrado dentro de la cabeza.

Se conocen dos tipos de accidente cerebrovascular, el isquémico y el hemorrágico.

El accidente cerebrovascular isquémico sucede cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro resulta bloqueado por un coágulo de sangre, lo que puede suceder de dos maneras:

Se puede formar un coágulo en una arteria que ya está muy estrecha. Esto se denomina accidente cerebrovascular trombótico. La otra forma es que un coágulo se puede desprender de otro lugar de los vasos sanguíneos del cerebro, o de alguna parte en el cuerpo, y trasladarse hasta el cerebro. Esto se denomina embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico.

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos también pueden ser causados por una sustancia pegajosa llamada placa que puede taponar las arterias.

(Shutterstock)

Por otra parte, el accidente cerebrovascular hemorrágico sucede cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se debilita y se rompe. Esto provoca que la sangre se escape hacia el cerebro. Algunas personas tienen defectos en los vasos sanguíneos del cerebro que hacen que esto sea más probable. Estos defectos pueden incluir:

Aneurisma: un área débil en la pared de un vaso sanguíneo que provoca que al vaso se le forme una protuberancia o una burbuja en la parte exterior.

Malformación arteriovenosa (MAV): una conexión anormal entre las arterias y venas.

Angiopatía cerebral amiloide (ACA): una afección en la que las proteínas amiloides se acumulan en las paredes de las arterias del cerebro.

Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos también pueden ocurrir cuando alguien está tomando anticoagulantes, como warfarina (Coumadin). La presión arterial muy alta puede hacer que los vasos sanguíneos se revienten, ocasionando un accidente cerebrovascular hemorrágico.

  162162

Un accidente cerebrovascular isquémico puede presentar sangrado y convertirse en un accidente cerebrovascular hemorrágico.

Se sabe que la presión arterial alta es el principal factor de riesgo para sufrir un accidente cerebrobascular, aunque otros factores de riesgo importantes son: frecuencia cardíaca irregular, llamada fibrilación auricular, diabetes, antecedentes familiares de la enfermedad, colesterol alto, aumento de la edad, principalmente después de los 55 años, obesidad, Historial de accidentes cerebrovasculares previos o accidentes isquémicos transitorios (que ocurren cuando la sangre fluye a una parte del cerebro que se detiene por un período breve).

También puede ser de mayor probabilidad en personas que tienen alguna enfermedad cardiaca o mala circulación de la sangre en las piernas por estrechamiento de las arterias, tabaquismo, alcoholismo, consumo de drogas, una dieta rica en grasa, falta de ejercicio, entre otras.

Fuente: Infobae

------------
loading...

(Visited 55 times, 1 visits today)