ALGO DE LO QUE DEBEMOS A GABRIEL VARGAS Y LA FAMILIA BURRÓN

¡GRACIAS A DIOS ES VIERNES!
08 de marzo de 2019.
Eduardo Ángel Cinta Flores

El pasado 5 de febrero se cumplieron 104 años del nacimiento de Don Gabriel Vargas Bernal, para muchos no sabrán de quien se trata, es el creador de la historieta mexicana La Familia Burrón.

La Familia Burrón es la publicación más añeja del mundo con 61 años de publicación sin interrupciones (lloviera, tronara o relampagueara aparecía cada martes en los puestos de revistas y periódicos).

La Familia Burrón es emblemática de la verdadera cultura mexicana, aquella que no se anda con rodeos para decir las verdades, la que se encuentra alejada de la demagogia y nos habla de nuestra verdadera identidad.

Gabriel Vargas el creador de una de las historietas más arraigadas al corazón de los mexicanos y que curiosamente continúa celebrando anécdotas entre los seguidores que la leyeron de niños y que continúan narrando aquellas historias a sus hijos y nietos. La Familia Burrón fue de las pocas historietas mexicanas que vio la luz en su contenido, su originalidad es la identidad de los mexicanos.

No hay un precedente en el que los personajes de una historieta se encuentren tan arraigados a la cultura nacional e incluso hayan influido muchos de los modismos idiomáticos con los que los chilangos se comunican todos los días.

A los Burrón les debemos, por ejemplo, términos como:

A mover el bigote,
Está de rechupete,
Está bien chipocludo,
Pégale en los oclayos,
Vete de volada a comprar las tortillas,
Mira que cuchitril y
Estuvo a todo mecate, entre otros.

Los personajes aparecieron por primera vez en 1948. Si se cuentan los capítulos aparecidos en las dos ediciones, la primera a partir de los años cuarenta y la segunda en los años setenta, hay más de 3 mil historias de la familia Burrón.

Hubo un tiempo en que todo México leía sus historias. Los oficinistas en el trabajo, las amas de casa, los niños en las escuelas, los maestros, los pasajeros del camión”.

Hay retratos comiquísimos, pero a la vez trágicos que nos dicen mucho de quiénes somos como mexicanos, tan sólo presenciar aquel orgullo que mantenía siempre Borola Tacuche, quien no obstante pertenecer a las clases populares caminaba por la calle como si fuese “la divina garza envuelta en huevo”.

Al momento que Borola, Regino, Reginito o Foforito caminaban por alguna calle, Vargas dibujaba también transeúntes, comerciantes, actividad, coches, bullicio, hasta entonces las historietas eran un tanto planas, pero este autor se dio cuenta que entre más familiar era la atmósfera, mas verdadera era cada historia.

A más de seis décadas de la aparición de la historieta, recordamos cuales son los orígenes de muchos de los términos que ya se encuentran inmersos en la cultura popular, Gabriel Vargas es homenajeado cada día por millones de mexicanos cada vez que decimos De volada, chipocludo, a todo mecate, lo estamos recordando. Llegamos al punto de no saber si La familia Burrón inventó palabras como “tepalcuanas” (las pompis) y “vidorria” (la vida) o si Gabriel Vargas las recogió del habla cotidiana.

Pienso que Gabriel Vargas además de ser un apologista de la sociedad mexicana, fue también un gran antropólogo urbano que se dio cuenta de la importancia de registrar toda una valiosa cultura popular.

Sin duda los personajes narigones de ojos de canica, tan tangibles y vivos, son sólo trazos impresos en papel que curiosamente parecen un retrato de cualquier familia. Por cierto, Macuca, alías La Pecocha, es la única que no tiene la nariz redonda como el resto de los Burrón Tacuche. Si se fijan, la suya es respingadita.

En su honor en 2010, se realizó el mural “Sueño de una tarde de domingo en el callejón del Cuajo”. Esta obra, ubicada en el Corredor Peatonal de Regina, mide unos 100 metros cuadrados y es parada obligada para la selfie. Muchos creían que Gabriel había vivido en esa calle, no, él radicó en la calle de La Moneda.

Hoy recuerdo a algunos de los 55 personajes, no sólo por sus gracias sino por su importancia sociológica para la identidad mexicana. Sí en el futuro alguien quiere conocer a la sociedad de la segunda mitad del siglo XX y parte del XXI, creo que la mejor fuente será recurrir a una historieta de La Familia Burrón.

Aquellos que conocieron a La familia Burrón Tacuche los invito a recordar a:

Doña Borola Tacuche de Burrón
Don Regino Burrón
Regino Burrón Tacuche, El Tejocote
Macuca Burrón Tacuche, La Pecocha
Fóforo Cantarranas
A Wilson, el perro
Cristeta Tacuche, la tía rica,
Boba Licona
Ruperto Tacuche
Bella Bellota
Robertino
Lucila Ballenato
Don Quirino
Susano Cantarranas
La Divina Chuy
Floro Tinoco, alias El Tractor
Doña Gamucita Botello Pericocha, viuda de Pilongano
Avelino Pilongano
Alubia Salpicón
Kakiko Kukufate y cuantos más con los que nos identificamos.

Es indudable que aparejado a La Familia Burrón, recordemos a Don Chava Flores, quien cantara las ocurrencias del mexicano y por qué no ¡de la Familia Burrón!

Amigos la semana tiene siete días y ……. ¡Gracias a Dios es viernes!

loading...
(Visited 10 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook