AYUNTAMIENTOS DEBEN FRENAR ECONOMÍA INFORMAL

OJOS CIUDADANOS
Por Martín Pérez
Mayo 22 de 2020

Debido a la contingencia sanitaria las calles de los principales centros urbanos de la entidad, se encuentran libres de vendedores callejeros, por primera vez en la historia del siglo XXI.

Esto pudiera representar una buena oportunidad para las administraciones municipales para poner orden y destinar espacios para los comerciantes callejeros y acabar con la anarquía.

Dicen que orden es igual a progreso.

Los Gobiernos municipales deberían ser los primeros en exigir que todos y cada uno de éstos comerciantes callejeros cuenten con Registro Federal de Contribuyentes y se terminen con privilegios, o sea, que paguen impuestos.

Está en manos de los Cabildos hacer lo políticamente correcto.

Sería importante que las administraciones municipales tuvieran un censo exacto del número de comerciantes callejeros y su ubicación.

¿Cuál es la razón por la cual los llamados “líderes” de Uniones se eternizan en los cargos?, pues la respuesta es el contubernio con las autoridades municipales y que les permiten sacar provecho personal, en detrimento de la calidad de vida de los habitantes del territorio morelense.

Los ayuntamientos de manera tradicional han permitido la evasión fiscal, lo que sin duda va en contra del Pacto Federal. La economía informal, que se calcula en cerca del 70 por ciento, es permitida y promovida por los presidentes municipales y sus colaboradores más cercanos.

La pandemia del coronavirus deja una recesión económica y una opción para muchas familias, sin lugar a dudas, será el comercio callejero, por lo que al término de la contingencia sanitaria veremos banquetas y hasta calles completas tomadas por nuevos comerciantes informales. Las autoridades municipales se verán rebasadas y se crearán verdaderos conflictos sociales.

Esto significará el crecimiento de la competencia desleal a empresas establecidas, lo que seguramente impactará en el ánimo de los grandes capitales para no contemplar como destino de sus inversiones el Estado de Morelos.

Una desventaja de la capital morelense con relación a otras capitales de Estados del Centro del país, es el comercio callejero en el Centro Histórico. La industria turística requiere que sus esfuerzos tengan un impacto en las políticas públicas. Piense usted hace cuánto tiempo no se ha visto una inversión privada de gran envergadura en un hotel en el Centro Histórico de Cuernavaca.

Otra pregunta: ¿Cuántos hoteles de cinco estrellas están asentados en suelo morelense? , y de éstos ¿cuántos están en la ciudad capital?

Sólo hay que observar el crecimiento y desarrollo que ha tenido la actividad turística en la mayoría de las capitales de Estados del Centro del país, durante los últimos 15 años, y lo que ha pasado con Cuernavaca.

Sería justo pensar en la necesidad de que los Cabildos de los municipios que conforman la Zona Metropolitana de Cuernavaca implementarán políticas públicas para incentivar la instalación y operación de empresas formales y que en contra parte frenarán la economía informal.

Hasta aquí llegó la tinta por hoy.

------------
loading...

(Visited 12 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook