CAE MÁS PRONTO UN HABLADOR…

¡ENTRE SEMANA!
07 de abril de 2021.
Eduardo Ángel Cinta Flores

De acuerdo con el calendario de la secretaría de Salud, a López Obrador le tocaba recibir la vacuna el pasado jueves 1 de abril en la alcaldía Cuauhtémoc.

Desde que empezó la estrategia de vacunación contra Covid-19, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que esperaría su turno para recibir su dosis, de acuerdo al calendario oficial ya que no se iba a saltar ninguna fila para acceder primero que otros a la inoculación.

Con sus 67 años y domiciliado en Palacio Nacional, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, AMLO tenía que haber recibido su primera dosis el jueves 1 de abril, en alguna de las tres sedes que la demarcación habilitó para ello, mientras que el biológico sería el desarrollado por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Sin embargo, el presidente de México no se aplicó la vacuna este jueves como le correspondía ya que al haber padecido Covid-19, enfermedad que lo obligó a ausentarse y aislarse entre el 24 de enero y hasta el 8 de febrero, sus médicos le recomendaron esperar un tiempo antes de inocularse contra el virus SARS-CoV-2.

“Acerca de la vacuna, ya me va a corresponder, pero voy a practicarme unos estudios en estos días, porque los médicos que me atienden, quienes me ayudaron cuando padecí del COVID, me hicieron análisis y me recomendaron que esperara yo para la vacuna porque tenía anticuerpos suficientes; pero ya ha pasado el tiempo, de todas maneras, quiero que ellos sean los que me recomienden lo que más conviene”, dijo.

AMLO dijo que también pudo haberse vacunado en Tlalpan porque ahí también tiene su domicilio, sin embargo, su credencial de elector ya la tiene actualizada con la dirección de Palacio Nacional, pero esperará alrededor de 10 días para someterse a unos estudios y que sus médicos le indiquen cuándo sería la mejor fecha para vacunarse.

“No, ya la credencial ya la cambié, ya, sí, ya estoy domiciliado aquí en Palacio Nacional. Vamos a ver qué me dicen los médicos. En unos 10 días, una semana, 10 días, me van a hacer análisis y dependiendo de eso ya me vacuno”, reveló.

López Obrador, dijo que acudiría a la conferencia “mañanera” de Palacio Nacional con el médico que le hizo la recomendación para explicarla, a fin de que “no vaya a prestarse a especulaciones”.

“Que explicara, técnica, científicamente, porque es importante también qué pasa cuando a alguien le da COVID, ¿cuándo se debe vacunar, qué tiempo, qué opciones hay sobre esto?, porque estamos en el terreno de lo inédito”, expresó.

Y resultó lo de siempre, salió con su habitual evasiva de que en 15 o 20 días se vacunará, cuando le toque el nuevo turno.

La verdad me da mucha pena escribir sobre esto, pero lo hago para preguntar querido Amigo lector, ¿a quién chingaos le importa si el bufón de presidencia se vacuna o no?

Es su vida la que está en juego, preocupa que no es la vida de cualquier ciudadano, es la vida del primer mandatario de la nación que, si bien se notaría su ausencia, al cambiar las cosas positivamente para nuestro país, lo que se me antoja irracional, ya que es su obligación velar por los intereses de la nación en plenitud de salud y vida y por ello debe cuidarse.

Allá él y su mala cabeza.

Mientras tanto me quedo con el refrán que dice “En la boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso”

Que se vacune cuándo su chingada gana se le ocurra.

Amigos les dejo un saludo con afecto.

------------
loading...

(Visited 32 times, 1 visits today)