CON LA COMPLICIDAD DEL IMPEPAC, YA VIENEN A MORELOS ¡16 NUEVOS PARTIDOS!

VIDA POLÍTICA
Por Felipe Villafaña
Enero 20 de 2020

En un par de meses, el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, estará dando formal registro a cerca de 16 organismos que plantean convertirse en partidos políticos.

En estos momentos hay 11 institutos políticos con el registro y prerrogativas millonarias en la entidad, los cuales están convertidos en un lastre social porque significan una pesada carga financiera.

De hecho, debería de reformarse la ley en materia electoral, para que los partidos políticos dejen de recibir financiamiento público y sus propios militantes se hagan cargo de su manutención.

Tiene que dejarse atrás que las prerrogativas hacia las instituciones es para evitar que dejen de recibir dinero de la delincuencia organizada, cuando en la realidad varios de sus candidatos a cargos de elección popular mantienen ese respaldo.

En estos tiempos de austeridad, los más de seis mil millones de pesos para las prerrogativas de los partidos a nivel nacional, más de 80 millones en Morelos servirían más para reasignarlos a programas como la beca-salario universal que sirvió más a los estudiantes del nivel básico a universitario.

No hay sustento en nuestros tiempos para seguir con la manutención de un puñado de familias que se han apropiado de las prerrogativas financieras del sector público, quienes luego sin el voto directo del ciudadano arriban a cargos de elección popular para hacerse millonarios.

La propuesta presidencial de disminuir en un 50 por ciento los recursos económicos a las llamadas instituciones políticas debe de darse, a pesar de la negativa de los diputados federales.

En Morelos también hay una solicitud dentro del Congreso local porque haya la reducción del 50 por ciento del apoyo financiero durante época electoral y un 70 por ciento cuando no haya elecciones.

La propuesta es buena, porque varios “políticos” han visto como un verdadero negocio la constitución de un partido, saben que con el 0.2% del total del padrón electoral tendrán derecho a, cuando menos, unos 300 mil pesos mensuales.

Al menos en Morelos hay familias que viven de las prerrogativas públicas, no sólo en el PRI, PAN, PRD, Nueva Alianza, Verde Ecologista, Humanista, Encuentro Social, Movimiento Ciudadano, sino también en el Movimiento de Regeneración Nacional.

Si les quitamos los más 80 millones de pesos anuales que reciben esos partidos, y fueran redireccionados –por ejemplo- a la Universidad Autónoma del Estado, daría más cabida a jóvenes estudiantes de la entidad.

Sin embargo, pareciera que los recursos públicos otorgados por la sociedad a través de sus impuestos, deben de irse al gasto inútil como son las organizaciones partidistas.

No cabe duda que en materia de democracia, Morelos va en sentido contrario, porque contar con 16 partidos políticos más no significa un avance y si un severo retroceso porque no se trata de minimizar el voto ciudadano, sino de fortalecerlo.

Imaginemos el proceso electoral del 2021 con 27 partidos políticos más los candidatos ciudadanos, la elección la podría ganar quien obtenga 100 votos.

De hecho, la sociedad ya no quiere saber nada de las organizaciones partidistas, son tiempos en que quieren que cuando estén en el gobierno cumplan con los compromisos.

Ya no se quieren políticos millonarios y ciudadanos pobres.

En Morelos ya hay dos clases sociales y esas son las que viajan en camionetas lujosas blindadas y quieren salir en los medios de comunicación, que nada tiene que ver con una población que padece cotidianamente del robo, del asalto, de la violencia, entre otras acciones.

Ya ni los empresarios quieren saber nada de los partidos políticos porque saben que son un lastre, que les impide invertir y generar empleos para garantizar el crecimiento de las comunidades.

16 partidos más en Morelos son totalmente innecesarios, los 11 con registro ya son un tumulto y esto puede evidenciarse dentro del Congreso local, en donde precisamente por sus intereses particulares no hay avances en este estado.

La democracia la construyen los ciudadanos con o sin los partidos políticos, en donde por cierto al momento de realizar sus procesos internos es lo que menos impera.

¿Para qué más partidos políticos?

¿Para qué dar más dinero, cuando son improductivos?

Incluso es tiempo de que también el Impepac desaparezca, porque tiene exceso de consejeros que ganan y tienen estímulos inmerecidos.

Si esos 120 millones de pesos que recibió el Impepac y los partidos políticos fueran para generar inversión, sería mucho mejor. Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

------------
loading...

(Visited 45 times, 1 visits today)