EL T MEC ESTABLIZARÁ LA ECONOMÍA DEL SIGLO XXI

¡GRACIAS A DIOS ES VIERNES!
13 de diciembre de 2019.
Eduardo Ángel Cinta Flores

Para algunos el viernes 13 es un día de mala suerte, en cambio para otros es el de la buena fortuna.

Si eres de los que creen que no debes atraer la mala suerte, existen advertencias sobre qué cosas es mejor no hacer que a lo largo de los años se han vuelto recomendaciones que algunos toman al pie de la letra. No pienses en las supersticiones dado que se cree que pensar en la mala suerte no hace más que atraerla. Del mismo modo, no le comentes a los demás que crees en los malos augurios del viernes 13, puede que se les ocurra hacerte alguna broma. En ese sentido, evita ver la película de terror viernes 13, no es necesario que le sumes angustia a tu malestar.

Para bien o para mal en esta semana, hubo una noticia de trascendencia internacional que a nuestro país traerá el buen augurio de la estabilización comercial, certidumbre financiera, certeza cambiaria y acompañamiento político estratégico, el acuerdo comercial trinacional USMCA o T MEC.

El acuerdo debe ser ahora ratificado por el Congreso de los tres países y que se implementará progresivamente durante el próximo año. El líder de la mayoría republicana del Senado estadounidense, Mitch McConnell, dijo que esa cámara no votará hasta el año que viene, después de que termine el juicio político al que probablemente será sometido Trump.

Un tratado que se elaboró en dos partes el T MEC 2018 y el T MEC 2019 debido al cambio de administración federal en nuestro país y al caprichoso maquillaje de la 4ª. T, el sometimiento se dio de parte del país menos poderoso, México, pero que con ello se conducirá a un estado económico mucho mejor al vivido en el presente año y con una prospectiva favorable

Superadas las diferencias ideológicas, las prioridades programáticas de generar condiciones para el desarrollo nacional prevalecieron en la firma del proyecto, se reconocieron necesidades de crecimiento del bienestar de los trabajadores mexicanos el que no será apreciado de inmediato sino hasta que se hagan las adecuaciones pertinentes a lo largo de los primeros seis años, se advierte de los riesgos y oportunidades para los esquemas de negocio de medianas y pequeñas empresas y se introduce por primera vez la dimensión cultural y simbólica en el acuerdo comercial.

El tratado está sujeto a dos revisiones, la primera a los seis años en la que se consultarán entre los tres países si es su deseo continuar con el T MEC, decisión que no estará ya sujeta por el lado estadounidense a la aprobación de Donal Trump, quién dejaría su lugar al nuevo Presidente Electo suponiendo de que gane las próximas elecciones y supere el “impeachment” que se le viene encima, la otra revisión será a los diez y seis años de su firma para considerar primordialmente el comportamiento obtenido y adecuarlo o innovarlo a la época y sus necesidades.

Lo que se había previsto desde el intento hecho el año pasado, México queda en situación de aprovechar que China y Estados Unidos acordaron los términos de un acuerdo comercial apenas ayer, tres días antes de la entrada en vigor de una nueva oleada arancelaria por 160 mil millones de dólares, y sólo espera la aprobación del presidente Donald Trump.

Nuestro país tiene la libertad de negociar con los chinos sin permiso consignado de los Estados Unidos, si decide establecer un acuerdo Comercial con China, aunque no tiene interés en hacer un tratado con su economía complementaria, lo que no limita a que ese país pueda participar en algunos proyectos aleatorios.

Queda claro que tuvimos que aceptar muchas condiciones que fueron borradas en el 2018, atinada decisión de nuestra delegación de no aceptar medidas de supervisión que vulneraran nuestra soberanía, sin embargo, en las nuevas letras chiquitas aparece que, en la embajada estadounidense en México, existirá un supervisor laboral que tendrá la facultad de visitar aquellas empresas que ellos decidan “supervisar”.

La firma del Tratado devuelve la confianza de invertir en México, los inversionistas retomarán las negociaciones que se interrumpieron a finales del 2018 reactivando aquellos proyectos que se detuvieron, o iniciando los que quedaron pendientes de hacerlo, esperemos que además de la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya, consideren al Tren México Toluca y al Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Este acuerdo será benéfico para las clases medias de los tres países. El T MEC estabilizará la economía del siglo XXI. La apuesta es mejorar la vida de casi 500 millones de personas que llaman a Norteamérica … su hogar.

¡Amigos la semana tiene siete días y gracias a Dios es viernes!

------------
loading...

(Visited 16 times, 1 visits today)