LA CONEXIÓN CUERNAVACA ¿TAMBIÉN CON EL GENERAL SALVADOR CIENFUEGOS?

ANÁLISIS
Por Arturo Buendía
Viernes 16 de octubre de 2020

La fiscalía de Estados Unidos acusó al exsecretario de la Defensa Nacional de México (Sedena), general Salvador Cienfuegos Zepeda, de cuatro delitos, tres de narcotráfico y uno de lavado de dinero, por los que deberá rendir cuentas ante un juzgado de Nueva York. Dicho personaje tuvo a su cargo la Sedena entre 2012 y 2018, siendo Enrique Peña Nieto el presidente de la República.

Los presuntos delitos se cometieron entre diciembre de 2015 y febrero de 2017, e incluyen manufactura, distribución e importación de heroína, cocaína, metanfetaminas y marihuana, además de lavado de dinero de todos los beneficios conseguidos con el tráfico ilícito de esas sustancias.

Esta información trascendió horas antes de la primera comparecencia de Cienfuegos, este viernes 16 de octubre, ante un juez de Estados Unidos en el distrito central de California, en Los Ángeles. El general fue detenido el jueves 15 de octubre en el aeropuerto de los Ángeles, al que llegó con su familia. La orden de aprehensión fue expedida por la DEA, la agencia antinarcóticos estadounidense. El destino de Cienfuegos Zepeda será una cárcel preventiva en Nueva York, donde iniciará su proceso penal.

Algunos medios nacionales difundieron que las investigaciones sobre el ex titular de la Sedena iniciaron hace 13 años, cuando fue comandante de Zona Militar en Guerrero y supuestamente formó parte de la red de protección al cártel Beltrán Leyva, que se abastecía de estupefacientes en aquella entidad, pero tenía ramificaciones y un centro de operación en Cuernavaca, Morelos, así como en otras regiones del país.

En la capital morelense residió Arturo Beltrán Leyva, alias “El Barbas”, hasta que fue abatido por la Marina Armada de México el 16 de diciembre de 2009 en su departamento de las Torres Altitude, de la colonia Lomas de la Selva. Ahí vivió por lo menos un trienio sin ser molestado; algunos vecinos lo identificaban como “el señor Darío”. Recuérdese que el gobernador era el panista Marco Antonio Adame Castillo, hoy diputado federal y destacado miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PAN. El 16 de mayo de 2009 fue detenido Luis Ángel Cabeza de Vaca, entonces secretario de Seguridad Pública del Estado, bajo acusaciones de haber otorgado protección a dicho grupo criminal. Fue absuelto a finales de 2016, pero siempre quedó la duda respecto a sus vínculos con los hermanos Beltrán Leyva. Más de un comandante policíaco, en el sexenio adamista, paró en la cárcel.

Durante el sexenio de Adame Castillo, dos veces se llevó a cabo el Operativo Morelos Seguro bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). El comandante de la 24ª. Zona Militar era el tristemente célebre general Leopoldo Díaz Pérez, hoy confinado en un escritorio burocrático en el Campo Militar Uno de CDMX debido a su responsabilidad en las torturas y homicidio del joven Jethro Ramsés Sánchez Santana ocurrido en mayo de 2011, precisamente cuando se había confiado la seguridad de nuestra entidad federativa al mentado Operativo. Jethro fue sometido a las peores torturas y posterior asesinato en las instalaciones del 21 Batallón de Infantería con sede en la avenida Domingo Díez de Cuernavaca.

Leopoldo Díaz abusó de su cargo al grado de someter al mismísimo gobernador Adame Castillo quien, por estar presuntamente coludido con el crimen organizado (esto quedó demostrado cuando sus principales jefes policíacos fueron encarcelados por la misma protección), no podía contravenir las decisiones de la 24ª. Zona Militar.

¿Hubo alguna vinculación de Leopoldo Díaz Pérez con Salvador Cienfuegos Zepeda, siendo el segundo comandante de la IX Región Militar en Guerrero, desde donde presuntamente apoyó las operaciones del cártel Beltrán Leyva? Todo parece apuntar a que sí, a juzgar por lo ocurrido el 16 de diciembre de 2009 cuando, según un testimonio ministerial de la época, difundido por el semanario Proceso, el día del ataque al llamado “Jefe de Jefes” éste esperaba a comer en su departamento del edificio Elbus de las Torres Altitude nada menos que al comandante de la 24 Zona Militar con sede en Cuernavaca, Leopoldo Díaz Pérez. Quien declaró aquello fue un cocinero otrora a las órdenes de “El Barbas”.

Así las cosas, habrá que esperar más información sobre Salvador Cienfuegos Zepeda, cuyos vínculos con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, en ámbitos del gobierno de los Estados Unidos, están más que comprobados. Es importante subrayar que Díaz Pérez fue detenido y procesado penalmente, en el fuero común de Morelos, por el asesinato de Jethro Ramsés Sánchez Santana, pero su caso fue absorbido por la Sedena bajo el fuero militar, siendo confinado en algún punto del Campo Marte, en Ciudad de México. Con relación al narcotráfico nunca trascendió alguna acción en su contra por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional.

------------
loading...

(Visited 466 times, 1 visits today)