LOS DE ADELANTE Y LOS DE ATRÁS

PERSPECTIVA ELECTORAL
Por Marcos Pineda Godoy
Miércoles 13 de enero de 2021

Los tiempos ya se vinieron encima de los partidos políticos y de los aspirantes a contender por los cargos de elección popular que estarán en disputa este año. En tanto instituciones o como personajes en lo particular, ha habido quienes se propusieron objetivos, trazaron rutas, tendieron puentes y establecieron diálogos que, para bien o para mal, están dando sus primeros resultados. Otros que esperaron, en forma muy equivocada, viendo pasar los días y las semanas, comienzan a ver que el tiempo se les agota y no han avanzado, ya no digamos formalmente, sino ni siquiera para lograr acuerdos iniciales respecto a las posibles candidaturas.

En cualquiera de sus sentidos, positivo o negativo, la frase de 1929, de Martín Luis Guzmán, en la novela La Sombra del Caudillo, llevada a la pantalla grande en 1960 y enlatada, es decir, censurada por muchos años, de que el único verbo que se conjuga en la política mexicana es el verbo “madrugar”, sigue siendo vigente. Aquí, el que pega primero pega dos veces, lo que se traduce electoralmente en que quien se comienza a posicionar primero en el ánimo de los electores tiene posibilidades de seguirlo haciendo y mantener la ventaja que haya conseguido hasta alcanzar el triunfo en las urnas.

De esta manera, vemos cómo los actores políticos de oposición, dado que Morena ha sostenido, por supuesto que, con base en la popularidad de su mesías, López Obrador, un mayor porcentaje en las preferencias electorales entre los partidos, se han dado cuenta de que nadie puede enfrentar solo a la aplanadora electoral que arrasó en las elecciones del 2018. Pero también, que sí existen posibilidades de construir propuestas electorales, con perfil ganador, si se suman cualidades, experiencias y perfiles competitivos.

Un primer escenario ya está configurado. El de la candidatura común de José Luis Urióstegui Salgado, entre el PAN y el PSD, misma que los Martínez Terrazas no quisieron extender al PRI, para no tener que conceder la candidatura a la diputación federal. Quizá hasta fue mejor para la contienda de Urióstegui que el desgastado y marginado PRI no forme parte de la alianza y mejor le reste a Morena y al PES algunos votos de los liderazgos locales que quedarán inconformes con su coalición y los que serán sus candidatos. Morena y PES no han definido a la persona que encabezará la batalla por la joya de la corona, Cuernavaca, y seguirán en disputa, política y jurídica, todavía por un buen rato. En cambio, PAN y PSD, con Urióstegui, ya les llevan la delantera.

Los priistas y perredistas, que irán en alianza, también van tratando de cumplir con sus procedimientos internos, pero van muy lentos. Particularmente, los priistas volverán a vivir en estos días las exigencias a su interior, como la que vimos, de un pequeño grupo que exige sea tomado en cuenta para la presidencia municipal, Rafael Cepeda Aguilar. Y así será en los siguientes días.

Antonio Sandoval, el excura, lo empresarios, Juan Pablo Rivera Palau y Jorge Arizmendi, y los demás que han sonado en las últimas semanas, parecen muy lejos de poder convertirse en opciones competitivas. Y veremos cómo salen en las mediciones que se hagan antes y durante las campañas electorales, dependiendo de si logran o no ser candidatos.

La otra sorpresa que habrá que calcular, medir, sobre todo en sus putos negativos y en su potencial electoral real es la de Sergio Estrada, el exgobernador, que según nos dicen, ya nada más es cuestión de tiempo para que anuncie y formalice su candidatura por el partido satélite, creado con la bendición de López Obrador, Fuerza Social por México. De cualquier forma, Estrada también está entrando tarde a la lucha por ganar posicionamiento ante los posibles electores, y esto al margen de todo lo que en su momento se le cuestionará y reprochará.

Como dice la canción popular, “la víbora de la mar”, los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán.

Y para iniciados

Hoy les voy a compartir tres sentencias que escuché de tres grandes maestros, siendo un jovencito aprendiz de la política en México, a propósito de aquellos que andan espantando con el petate del muerto, es decir, andan presumiendo que ya cuentan con el visto bueno de AMLO para ser candidatos. Uno de ellos dijo, “en política lo más seguro es lo inseguro”, otro, “hay que estar vacunados contra la desilusión” y, el tercero, “político que no rompe acuerdos no es político”.

Excelente mitad de semana.
La información es PODER!!!

------------
loading...

(Visited 46 times, 1 visits today)