MARCOS ZAPOTITLA BECERRO SE PERFILA HACIA LA IGNOMINIA

ANÁLISIS
Por Guillermo Cinta Flores
Martes 29 de septiembre de 2020

Hace muchos años le escuché decir lo siguiente a un personaje por demás folclórico, aunque deshonesto:

“Si algún día mi esposa me sorprende en un hotel (de paso) con otra mujer, siempre voy a sostener, de manera férrea, que se trata de una maniobra de mis enemigos para dañarme, desprestigiarme y sacar raja. Diré que me drogaron y nunca aceptaré mi culpabilidad”.

Y créanme que así lo practicó, no sé cuántas veces en su vida, habiéndole funcionado, aunque ustedes no lo crean. ¡Sembró la duda y se mantuvo impune!

Lo anterior viene a cuento frente al montaje escénico protagonizado este martes por el diputado local Marcos Zapotitla Becerro, quien sería muy, pero muy tonto (por no decirle peor) si aceptase haber violado sexualmente a una mujer, ex colaboradora suya.

La fémina denunció a Zapotitla ante la Fiscalía General de Justicia de Morelos (FGJM), abriéndose la carpeta de investigación donde están incorporadas las presuntas pruebas en su contra, ante lo cual dicha demarcación jurisdiccional procedió a solicitar al Congreso del Estado juicio de procedencia, pues el personaje tiene fuero y debido a esa “protección” constitucional no puede ser llevado ante la justicia penal como lo contempla la ley. Lo ideal, según el estado de Derecho, sería colocar al diputado de marras ante el juez, quien, basándose en el expediente y en las pruebas de cargo y descargo, decidirá si primero admite la imputación y posteriormente la vinculación a proceso.

Pero Marcos Zapotitla no está dispuesto a aceptar su responsabilidad, sabedor de que, si la justicia penal comprueba la violación sexual, por lo menos le esperan 20 años de prisión. Morelos es uno de los estados donde se castigan con severidad los delitos sexuales, como es la violación simple y agravada.

Por eso el legislador, hoy sin partido, pues el Partido Encuentro Social (PES) le retiró el apoyo y lo exhortó a renunciar a su grupo parlamentario, este martes volvió a defenderse como gato boca arriba, llevando al Congreso a algunos simpatizantes suyos dizque para respaldarlo. Y una vez más se refirió a la violación sexual como si se tratase de un complot político. Indicó lo siguiente:

“Los partidos políticos contrarios al gobierno actual (pretenden) perjudicar al PES y utilizar el linchamiento social como ‘moneda de cambio y de negociación, para que entonces cedan (sic) en la negociación de designación de encargos’”.

Según dijo Zapotitla, el ataque hacia él se vincula al proceso de designación de magistrados del Poder Judicial, iniciado hace varias semanas por la LIV Legislatura.

Vana palabrería frente a un hecho consumado, es decir la cópula descrita por la legislación penal morelense, quizás voluntaria o forzada. El multicitado diputado no ha desmentido haber tenido relaciones con su denunciante, pero es evidente que, si hubo cópula en contra de la voluntad de la fémina, el hombre de Tetelcingo no podrá evadir la cárcel. Por eso contrató a un experto en el sistema penal acusatorio, el doctor Cipriano Sotelo Salgado, quien utilizará cualquier resquicio legaloide para salvar a su cliente. Empero, Zapotitla ya está perfilado para irse a la ignominia, primero como traidor a Morena y el PES, y ahora por no hacerse responsable de sus decisiones aberrantes.

Efectivamente, el diputado aún con fuero puede hacer valer la presunción de inocencia, pero su “fuero” interno no lo debe dejar mentir. Algo se tragó.

De manera prudente y como queriendo salvar apariencias de antemano (por si las dudas), Cipriano Sotelo dijo lo siguiente frente al preocupadísimo legislador:

“El diputado no va a pedir licencia, porque yo así se lo he sugerido. No va a pedir licencia porque el delito que se le imputa es un delito grave e implicaría ir a dejarlo a Atlacholoaya y eso no lo vamos a hacer. Se tiene que respetar la presunción de inocencia y si es responsable, tendrá que afrontar las consecuencias, pero si no lo es, no podemos prejuzgarlo anticipadamente”.

Así las cosas, falta conocer si la Mesa Directiva del Congreso turna a la Junta Política y de Gobierno la solicitud del juicio de procedencia hecha por la Fiscalía, la cual deberá enviarse a la Comisión de Gobernación y Gran Jurado. Zapotitla habrá de defenderse en ese momento, en tanto la denuncia penal está detenida mientras no haya desafuero.

------------
loading...

(Visited 78 times, 1 visits today)