PABLO HÉCTOR OJEDA ES INVESTIGADO POR LA FISCALÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA

CINTARAZOS. Octubre 9 de 2019.
GUILLERMO CINTA FLORES

Es internacionalmente sabido que el 19 de enero de 2001, Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido con el mote de “El Chapo”, se fugó por primera vez de una cárcel mexicana.

Un día antes, el entonces subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación, Jorge Tello Peón, visitó el penal de Puente Grande, Jalisco, donde estaba recluido el célebre capo, siendo acompañado por Enrique Pérez Rodríguez, director general de Prevención y Readaptación Social de la Segob, y por Nicolás Suárez Valenzuela, quien hace algunos años pretendió ser coordinador de la Policía Ministerial de Morelos. Todos salieron poco antes de las 14:00 horas. Y en la noche, “El Chapo” se salió como cualquier visitante, por la puerta grande.

Aunque a Tello Peón no se le fincaron responsabilidades por la fuga, renunció a su cargo dos meses después del suceso y reapareció en el equipo del ex Presidente Felipe Calderón cuando fue nombrado asesor de seguridad. Ningún otro funcionario ha sido llamado a cuentas ni se han establecido procesos en su contra.

¿Qué relación tiene todo lo antes escrito con Morelos?

Pablo Héctor Ojeda es actualmente el Secretario de Gobierno dentro de la administración de Cuauhtémoc Blanco, pero llegó a ese cargo por influencias y recomendación de Tello Peón, quien a su vez fue aliado y hombre fuerte de Jorge Carrillo Olea en sus tiempos de Subsecretario de Gobernación y director general del CISEN. Recuérdese que Carrillo Olea gobernó Morelos entre 1994 y 1998.

Ojeda Cárdenas empezó su carrera política en el extinto Instituto Federal Electoral, de donde se fue a la Secretaría de Gobernación para trabajar en el equipo de Fernando Gómez Mont, quien a su vez tenía magníficas relaciones con Jorge Tello Peón, y luego continuó su ascenso hasta llegar a ser identificado como uno de los 21 operadores financieros con los que el gobierno veracruzano de Miguel Ángel Yunes vinculó a su antecesor, Javier Duarte.

En 2011, Pablo Héctor Ojeda había sido señalado como amigo de Mony de Swan, entonces presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, relación que le valió la firma de un contrato, el CFT/CGA/CGCJ/AD/037/11, para prestar servicios de asesoría y consultoría especializada en derecho constitucional y administrativo. Los servicios duraron un mes y por ellos se cobró un millón 229 mil 600 pesos.

De acuerdo con las investigaciones sobre el caso Duarte que se han publicado en medios informativos veracruzanos, Pablo Héctor Ojeda Cárdenas fue parte del consejo de administración de “Inmobiliaria Korzen S.A. de C.V., y “Contreras y Jainero, S.C.”, empresas vinculadas a José Juan Jainero Rodríguez, quien figuraba como prestanombres de Javier Duarte.

Este martes, Pablo Héctor Ojeda Cárdenas volvió a ser noticia nacional. Un diario nacional difundió que es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y por la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita a través de empresas fantasma que supuestamente formó con el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

Entre las empresas que son investigadas, y en las que aparece Pablo Héctor Ojeda Cárdenas como socio o propietario, se encuentran la ya citada Inmobiliaria Korzen, Contreras y Janeiro, Ojeda y Asali, Análisis y Desarrollos de Proyectos, Marktone, Minas y Servicios Parj, entre otras.

Según las indagaciones de la FGR, la lista está integrada por 34 personas, dentro de las cuales figura Pablo Héctor Ojeda Cárdenas. El espinoso asunto está radicado en la Carpeta de Investigación FED/SEIDFVER/ 0000691/2016. Desde luego, Ojeda niega absolutamente todo, mientras los precedentes registrados en las hemerotecas veracruzanas confirman los hechos. Así que estaremos pendientes y luego lo comentaremos.

------------
loading...

(Visited 127 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook