PERVERSIÓN Y ABUSOS

MIRADOR 21
Por David Alanís*

Gran caos ocasionaron las múltiples protestas y bloqueos que se realizaron sobre todo en la denominada zona metropolitana, específicamente en los municipios de Cuernavaca y Jiutepec, en donde se conjugaron dos movimientos de origen distinto, pero que bien vale la pena observarlos con mucha objetividad, porque aunque son diferentes, ambos se pueden identificar claramente con usos y abusos.

Desde primera hora en Yautepec, Jojutla, Cuernavaca y Jiutepec, decenas de jóvenes tomaron las calles, en razón de que se les había cortado el apoyo del programa denominado Jóvenes Construyendo el Futuro, mediante el cual recibían tres mil 600 pesos mensualmente.

Sin embargo preguntamos al director del citado programa en la entidad, Miguel Ángel Rabadán Castrejón, quien confirmó que la acción no fue para afectar a los beneficiarios, sino porque jamás se pudieron encontrar las empresas para las que supuestamente trabajaban.

Es decir que, la cuestión es clara, los jóvenes pueden volverá ingresar al beneficio con otra empresa que si cumpla con los requerimientos, porque las que aparecen con razón social DIC Jiménez y la E-wett, nunca pudieron ser localizadas físicamente.

Esto viene a comprobar todo lo que se ha dicho en torno a los que han “abusado” de este programa, que en esencia busca dar una oportunidad laboral a miles de jóvenes mexicanos, sin que eso signifique una carga económica para las empresas.

Vaya, es un beneficio para los chavos, pero también para las empresas, en razón de que pueden contar con un equipo de personal importante, claro sin excesos y de forma justificada, sin hacer otra cosa que abrir sus puertas a la juventud.

Esta situación no es privativa de Morelos, en todo el país se han ido documentando diversas irregularidades en este sentido, que incluso han ocasionado el inicio de carpetas de investigación.

Por ejemplo, en Veracruz, hasta el mes pasado se habían presentado al menos 10 denuncias penales en contra de empleadores del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” por malas prácticas y abusos en contra de los muchachos que reciben la beca. La mayor práctica irregular se basa en el hecho de que se pide a algunos jóvenes parte de la beca que reciben de la federación.

Aquí en la entidad, según las denuncias que hemos recibido, hasta por grupos de WhatsApp y en grupos privados de redes sociales, se ofrece a los jóvenes una parte de la beca, sin hacer nada, sólo por entregar la documentación que requiere el programa.

Sobre la importancia del programa, Luisa María Alcalde ha declarado que mediante JóvenesConstruyendo el Futuro, “Por un año los jóvenes se incorporan a las empresas, a los talleres, a los negocios y al ir trabajando se van formando en las cuestiones técnicas, pero también en las morales y habilidades que las empresas van desarrollando”.

Incluso mencionó que este programa, prioritario dentro del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, “también es parte de una estrategia nacional para lograr pacificar al país, entendemos que los niveles de violencia que hay están vinculados a que durante mucho tiempo a los jóvenes se les dio la espalda y por eso el programa es tan importante”.

Esto pone en la mira al programa y sin duda en Morelos, se debe revisar con lupa la aplicación del programa. Porque por ejemplo si hablamos que las empresas mencionadas tenían entre 500 y 700 jóvenes registrados, hablamos de una aplicación de recursos mensual de cuando menos de un millón 800 mil pesos, de los cuales en muchos casos, los “contratantes” podrían estarse quedando con la mitad.

Por eso, lo más fácil para quienes movilizaron a los jóvenes, fue tratar de politizar el tema, mediante ataques directos al Director del Banco del Bienestar (BANSEFI), Rabindranath Salazar Solorio y algunos alcaldes, cuando ni siquiera tienen vela en el asunto.

Está claro que la intentona fue para conseguir mediante la protesta, lo que legalmente no les corresponde, por el grado de corrupción que implica.

Qué fácil es para muchos arrancar los recursos al erario, sin pensar que el daño es para el propio país, pues se pervierten programas que buscan un beneficio social de gran calado.

Por otro lado pero en el mismo tema de los abusos, recibimos denuncias de que el bloqueo que se realizó también ayer en el crucero de Tejalpa, en Jiutepec, fue orquestado por dos “distinguidos” priistas, Juan Carlos Galván y Erasto Morales, quienes con base en presión social y política, quieren que se les autorice seguir invadiendo la reserva ecológica de la Sierra Montenegro, que se juega su supervivencia, entre los embates de los asentamientos irregulares y la expansión de la empresa de Cementos Portland Moctezuma, instalada en Tepetzingo, municipio de Emiliano Zapata…

*SUBDIRECTOR DE LA JORNADA MORELOS
https://www.lajornadamorelos.com.mx/columnas/34/2019/09/10/13831

------------
loading...

(Visited 66 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook