RASURANDO EL FIN DE CICLO ESCOLAR

AXIOMA EDUCATIVO
Por Julieta Aldape
Junio 27 de 2020

Sin ningún reconocimiento, sin ninguna mención, sin nada que reconozca el trabajo de los docentes; así fue el concluyente ciclo escolar 2019-2020. Muchos esperaban el tan ansiado aumento del 3.4% directo al salario que sin aspavientos se manifestó en los titulares de diversos medios de comunicación.

En una publicación de La Jornada el pasado 15 de junio del 2020, menciona que de acuerdo con el análisis de la respuesta de la Secretaría de Educación, el incremento para un maestro frente a grupo en plaza inicial sería de 285.6 pesos al sueldo tabular; mientras que la Compensación Provisional Compactable aumentó 87 pesos, la ayuda a despensa y material didáctico 40 pesos y la Compensación Nacional Unica, representó 50.8 pesos mensuales.

Casi como reproche menciona la nota que este aumento se da en medio del contexto global y nacional de la pandemia, entre la contracción económica, la menor recaudación fiscal, el impacto negativo en el ingreso, la disminución de la calidad y cantidad de empleos, así como un incremento de la pobreza y la desigualdad.

¿Realmente estamos fuera de esta realidad?, ¿O somos cautivos de la política económica como muchos otros sectores quienes están siendo severamente exterminados?, ¿Estamos realmente libres de un posible embate en nuestra estabilidad laboral y económica? Preguntas que se empiezan a responder solas cuando escuchamos a docentes desde el viernes 12 de junio que recibieron 2 mil, 3 mil y hasta 4 mil pesos menos en su salario. La realidad es que el incremento fue menor al 20% con respecto al año pasado, y en el Estado de Morelos hubo rasuradas de sueldo, ¿a quién le reclamamos?

Muchos docentes fueron sorprendidos con el ISR, sobre todo aquellos que por un centavo saltaron del tabulador a un descuento mayor de lo que comúnmente se aplicaba, ya que el aumento se presentó acumulado y no de manera mensual, pudiendo haber acordado desde las negociaciones nacionales la manera en cómo se integraría al salario para evitar tal situación. Pero no todo está perdido, solo que ahora hay que ir a hacer nuestro respectivo ajuste ante Hacienda y solicitar que revisen de manera mensual el descuento tabular.

¿Alguien ha escuchado a nuestra dirigencia de la Sección 19 manifestarse ante la situación del ISR?, creo que andan muy ocupados aplicando sus cuestionarios para decir lo que todo mundo ya sabe… ¡No hay condiciones en las escuelas para regresar a clases presenciales!

Merecido reconocimiento a maestros, alumnos y sobre todo a padres de familia quienes fueron los principales afectados en esta pandemia, pasando de clausuras oficiales a clausuras alternas, y si, porque se ve claramente que no hay hegemonía en la ordenanza, ni mucho menos atención a lo que dicta la autoridad, si es que hay una autoridad que dicte y establezca directrices claras y concretas. Las escuelas fueron un festival de buenos parabienes cada quien en su estilo y a su manera.

Expuestos quedamos nuevamente desde la autoridad que con constantes cambios de indicaciones, fechas y actividades, finalmente cada escuela realizó lo que mejor convino, pudo o alcanzó a realizar, aquí también se dieron protagonismos, y muchos de ellos saltando la autoridad del directivo que a falta de liderazgo, salieron a la luz clausuras y eventos alternos al oficial.

Esta pandemia llegó a evidenciar en gran medida innumerables situaciones en el sector educativo, y seguimos dando tumbos en lo que hoy cuesta trabajo comprender. La experiencia es un insumo hoy en día no suficiente ante nuestra realidad, el conocimiento sobre métodos concretos se tiene que hacer presente, seguimos dando tumbos entre la irracionalidad y lo grotesco de un dirigir arbitrario que lo único que revela es que seguimos aplaudiendo la ineficacia y la sinrazón.

Hace falta el debate de ideas y no seguir como hasta ahora con el “como usted me diga” o el “usted manda”, los tiempos son distintos, el conocimiento sobre la experiencia que hoy vivimos sobrepasa la manera en cómo se ha venido fraguando la realidad educativa. La vida es muy diferente: sin embargo, se sigue sacrificando al sector educativo, dejándolo en el abandono pedagógico, pero eso sí, llenándolo de informes que poco sustentan lo que en la realidad se vive.

------------
loading...

(Visited 178 times, 9 visits today)

Comentarios en Facebook