URGE TERMINAR EL CONFLICTO ENTRE EJECUTIVO Y ALCALDES FRENTE A LA NUEVA REALIDAD

CINTARAZOS
Por Guillermo Cinta Flores
Lunes 29 de junio de 2020

A estas alturas de la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2 sobre Morelos (hace 101 días comenzó la “sana distancia” y la “cuarentena”), el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo debe estar plenamente consciente de que es imposible prolongar más el confinamiento de la población, ni tampoco la paralización social y económica.

La realidad es diferente a como la observan los funcionarios federales, estatales y municipales que todavía insisten en hacer llamados a la gente para quedarse en casa. No puede ser. Eso terminó, no funciona más. Nuestros paisanos están volcados a las calles buscando la recuperación económica y la obtención de recursos, los mismos que ninguno de los gobernantes (quienes tienen asegurados sus muy lucrativos sueldos mensuales) les proporcionarán.

La decisión del Ayuntamiento de Cuernavaca y Cuautla para permitir la apertura (gradual en el caso de la capital morelense y abrupta en la heroica localidad del oriente) de las actividades socio-económicas no esenciales durante la semana anterior, provocó duras críticas hacia los alcaldes Antonio Villalobos Adán y Jesús Corona Damián por parte del titular de la Secretaría de Salud de Morelos, Marco Antonio Cantú Cuevas, quien inclusive les advirtió la posibilidad de aplicarles la ley, según los decretos emitidos por el Consejo Nacional de Salubridad. Vana palabrería, que fue rebasada por la realidad social.

La posición del médico Cantú Cuevas, sin embargo, se insertó dentro del conflicto político aún latente entre el Poder Ejecutivo y dichos presidentes municipales, quienes desde la campaña preelectoral de 2018 tuvieron graves diferencias con el ahora gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo. Me parece que esa polarización ya no tiene razón de ser, pero desde Palacio de Gobierno hay quienes azuzan al mandatario para prolongar el enfrentamiento. Además, ha sido evidente la falta de apoyo gubernamental a los ayuntamientos para hacerle frente a la pandemia.

SE ACERCA EL SEMÁFORO NARANJA

Este domingo se envió a los medios de comunicación una señal con respecto al inminente viraje del gabinete de salud estatal, a cargo de Cantú Cuevas, opuesta a la cerrazón económica y al famoso “quédate en casa”. Todo indica que serán aplicadas otras medidas, realmente acordes a la “nueva normalidad”. Yo le llamo “nueva realidad” de nuestro pueblo. Le explico.

El gobierno estatal emitió un boletín donde informa la conjunción de esfuerzos entre la Secretaría de Salud y el Instituto Nacional de Salud Pública (NSP), cuyo director es Juan Rivera Dommarco, presuntamente “para mitigar y controlar los contagios por coronavirus COVID-19 en Morelos en el proceso de ingreso a la nueva normalidad”. Se trata de una estrategia de comunicación y educación en salud, a lo cual me he referido en columnas recientes denominándola nueva cultura de la prevención.

Se percibe la necesidad de Cantú Cuevas para ser acompañado en nuevas decisiones por un organismo tan importante como el Instituto Nacional de Salud Pública, donde se forjó durante casi tres lustros el actual Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, líder nacional de la estrategia contra el SARS-CoV-2, a quien le ha ido como en feria con relación a sus pronósticos y estadísticas sobre la pandemia, lo cual es materia de otra columna. Ya vamos hacia los 32 mil muertos pronosticados por varias universidades norteamericanas, entre ellas la Johns Hopkins.

Mientras el Ayuntamiento de Cuernavaca, bajo la visión de Antonio Villalobos Adán, estuvo asesorado a diario por un comité técnico y la Academia de Ciencias de Morelos, Cantú Cuevas siempre se presentó aislado, tan solo acompañado por sus colaboradores, algunos de ellos de medio pelo y hasta corruptos, según se sabe en Radio Pasillo en los Servicios de Salud aún a cargo de Héctor Barón Olivares.

Hoy que la nueva realidad de nuestros paisanos está encima y por doquier, Cantú Cuevas se presentó ayer domingo apoyado por el director del INSP. Ambos acordaron crear canales de información para que todos los sectores de la población puedan tomar las mejores decisiones a futuro.

El titular de la Secretaría de Salud reiteró que la “nueva normalidad” implica “una epidemia larga”, ante lo cual es imprescindible que la sociedad tenga presente que el desconfinamiento debe ser escalonado y sobre todo responsable, respetando en todo momento los protocolos y medidas de higiene como el uso de cubrebocas; sana distancia, metro y medio entre personas; lavado de manos con agua y jabón o alcohol gel al 70 por ciento; no tocar ojos, nariz y bocas; y evitar saludar de beso, mano y abrazo.

Todo esto lo hemos repetido hasta el cansancio desde hace semanas, gentiles lectores, faltando ahora la implementación de campañas de concientización a la población de que el virus será nuestro compañero mientras no existan la vacuna y el tratamiento respectivo. Debemos aprender rápido a convivir con el enemigo. Además, mediante estrategias conjuntas entre el gobierno de Morelos y TODOS los ayuntamientos, sean del color que fuere, será necesario supervisar en los 36 municipios el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Juan Rivera Dommarco destacó la voluntad de Morelos y sus autoridades sanitarias para facilitar la transición ordenada y gradual a la normalidad, buscando evitar el mayor número de contagios con énfasis en los puntos de contacto de mayor afluencia, para así salvaguardar la vida de los morelenses. Yo le diría a Don Juan que, al menos desde la Secretaría de Salud, no se ha facilitado la transición que alude. Pero en fin. Se percibe que la próxima semana habrá en Morelos semáforo color naranja. La Secretaría de Salud deberá ser fortalecida por la Secretaría de Economía y del Trabajo, a fin de obligar a las empresas a implementar las medidas de prevención ya aludidas, pero además el pago de cualquier número de pruebas de Covid-19 a sus trabajadores. Asimismo, la Secretaría de Movilidad y Transporte tendrá que mantener sus operativos RIGUROSOSOS en el transporte público, con el mismo objetivo: lograr la mitigación de los contagios en ese, que es considerado el primer punto de propagación del virus.

La estrategia de comunicación incluirá diversos medios y soportes, como redes sociales, radio, videos, entrevistas, entre otros y será identificada en redes sociales con los tags #TransmiteSalud y Si puedes, #QuédateEnCasa.

Yo hago hincapié en la necesidad de la coordinación del gobierno estatal con alcaldes para realizar a diario recorridos de supervisión, sobre todo en sitios con altísima densidad poblacional, para que se cumplan las medidas de prevención. Hagan a un lado las diferencias políticas o ideológicas y pónganse a trabajar.

------------
loading...

(Visited 37 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook