URGENTE RECUPERAR EL ESPACIO PÚBLICO A FAVOR DE SUS DUEÑOS: LOS CIUDADANOS

CINTARAZOS
Guillermo Cinta Flores
3 de octubre de 2019

Más allá del enfrentamiento que mantiene con las autoridades estatales (entiéndase con Cuauhtémoc Blanco), el alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, ha comenzado a establecer acciones urgentes en beneficio de la población, mediante decisiones que afectarán intereses, pero en las cuales debe prevalecer el interés de la mayoría.

Una de esas determinaciones es, sin duda alguna, el desalojo de vendedores ambulantes y semifijos en las afueras del Hospital Regional del IMSS, sito sobre la avenida Plan de Ayala, quienes durante décadas convirtieron esa zona en un gigantesco tianguis, apropiándose del espacio público.

Sin embargo, la problemática es la misma en todo el Centro Histórico, extendiéndose en calles y avenidas aledañas, algunas de ellas muy importantes por la intensidad del flujo vehicular y peatonal, pero también en infinidad de colonias.

Cuales mafias sicilianas, son el Nuevo Grupo Sindical (NGS) y la CTM las organizaciones clientelares que tutelan a vendedores de todo tipo. Cualquier número de afiliados a esos gremios, con una simple calcomanía, hacen y deshacen de manera impune en el espacio público. Y en las mismas circunstancias operan centenares de taxistas adheridos al NGS, intocables amos y señores de las calles. Debemos agregar al Sindicato Libertad, que lenta pero progresivamente también se está apropiando de espacios.

Ya en anteriores ocasiones hemos aludido la manera criminal como la Plaza de Armas y el Jardín Juárez están poblados por comerciantes ambulantes y semifijos. Hoy que está en remodelación el Palacio de Cortés, usted puede ver la diferencia entre un escenario y otro. Si pasa por ahí alrededor de las 6:00 y 7:00 horas verá la belleza y amplitud de la explanada ubicada frente al histórico inmueble. Pero horas más tarde, verá ese punto convertido en un tianguis, donde predomina la anarquía y, la neta, lo feo. Aquí debo recordar que la Plaza de Armas, desde el sexenio de Graco Ramírez, está bajo el control del Poder Ejecutivo a cargo de Cuauhtémoc Blanco.

¿Y ya notó usted el pésimo fondo de la estatua conocida como “El Morelotes”, caracterizado por tendederos, lazos, carpas, lonas, cajas, etcétera? Todo, absolutamente todo colocado ante los ojos de los exiguos grupos de turistas nacionales y extranjeros que aún desean conocer la otrora “Ciudad de la Eterna Primavera”, sí, aquella donde radicaron grandes personajes de la historia universal.

Ojo: solo nos estamos refiriendo al centro de la ciudad, pero infinidad de calles de Cuernavaca son ahora zonas de exclusión debido a la corrupción que las dejó crecer en administraciones municipales anteriores.

Hoy por hoy, la sociedad de Cuernavaca debe actuar de manera responsable y apoyar al gobierno municipal en su locha contra esos “zocos”. Es hora de poner orden a la anarquía histórica.

El espacio público es el lugar donde cualquier persona tiene el derecho de circular, en oposición a los espacios privados, donde el paso puede ser restringido generalmente por criterios de propiedad privada, reserva gubernamental u otros.

Por tanto, espacio público es aquel espacio de propiedad pública, dominio y uso público.

------------
loading...

(Visited 54 times, 1 visits today)

Comentarios en Facebook